Amitriptilina

Icono Enfermedades para las que se indica

La amitriptilina se usa para tratar los síntomas de la depresión.

Pertenece a una clase de medicamentos llamados antidepresivos tricíclicos. Actúa elevando las cantidades de determinadas sustancias naturales presentes en el cerebro, que son necesarias para mantener el equilibrio mental.

La amitriptilina también se emplea para tratar los trastornos de la alimentación, la neuralgia postherpética (ardor, dolor punzante o molestias que pueden perdurar por meses o años después de una infección por herpes zóster) y para prevenir la migraña.

Icono Modos de uso

La presentación de la amitriptilina es en tabletas para administrarse por vía oral. Generalmente, se toma de una a cuatro veces al día.

Ingiere el medicamento aproximadamente a la misma hora todos los días. Sigue atentamente las instrucciones de la receta. No aumentes ni disminuyas la dosis, ni la tomes con más frecuencia que la indicada por el médico.

Es probable que inicialmente el doctor te recete una dosis baja de amitriptilina y la aumente de manera gradual.

Quizás transcurran algunas semanas o más antes de que sientas el beneficio total de la amitriptilina. Continúa tomándola aunque te sientas bien. Si dejas de tomar súbitamente este medicamento, puedes tener síntomas de abstinencia como náuseas, dolor de cabeza y falta de energía. Es probable que el médico opte por disminuirte gradualmente la dosis.

Icono Precauciones que debes tomar en cuenta

ANTES DE TOMAR AMITRIPTILINA:

· Dile al médico si eres alérgico a la amitriptilina o a cualquier otro medicamento.

· Infórmale al médico si estás tomando cisaprida (Propulsid) o inhibidores de la monoaminooxidasa (MAO), como isocarboxazida (Marplan), fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar) y tranilcipromina (Parnate), o si has tomado un inhibidor de la MAO durante los últimos 14 días.

· Comunícale al doctor qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios estás tomando. No olvides mencionar ninguno de los siguientes: antihistamínicos; cimetidina (Tagamet); píldoras para adelgazar; disulfiram (Antabuse); guanetidina (Ismelin); ipratropio (Atrovent); quinidina (Quinidex); medicamentos para latidos cardíacos irregulares, como flecainida (Tambocor) y propafenona (Rythmol); medicamentos para la ansiedad, el asma, los resfriados, el síndrome de intestino irritable, la enfermedad mental, las náuseas, la enfermedad de Parkinson, las convulsiones, las úlceras o los problemas urinarios; otros antidepresivos; fenobarbital (Bellatal, Solfoton); sedantes; inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés) como citalopram (Celexa), fluoxetina (Prozac, Sarafem), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Paxil) y sertralina (Zoloft); píldoras para dormir; medicamentos para la tiroides; y tranquilizantes. Dile al médico si dejaste de tomar fluoxetina (Prozac, Sarafem) en las últimas 5 semanas. Es posible que deba cambiar las dosis de tus medicamentos.

· Notifícale al doctor si recientemente tuviste un ataque cardíaco. Es probable que te recomiende no tomar amitriptilina.

· Infórmale al médico si bebes grandes cantidades de alcohol y si tienes o has tenido glaucoma (una afección en los ojos); agrandamiento de la próstata (una glándula reproductora masculina); dificultad para orinar; convulsiones; una glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo); diabetes; esquizofrenia (una enfermedad mental que provoca pensamientos perturbados o fuera de lo común, pérdida de interés en la vida, y emociones muy intensas e inapropiadas); o enfermedad del hígado, del riñón o del corazón.

· Si quedas embarazada mientras tomas amitriptilina, ponte en contacto con el doctor. No amamantes mientras estés tomando amitriptilina.

· Habla con el doctor sobre los riesgos y beneficios de tomar esta medicina si tienes 65 años de edad o más. Los adultos mayores deben recibir las dosis bajas de amitriptilina, de lo contrario podrían sufrir efectos secundarios graves.

· Si te van a hacer una cirugía, incluso una cirugía dental, comunícales al médico o al dentista que estás tomando amitriptilina.

· Ten en cuenta que este medicamento puede causar somnolencia. No conduzcas vehículos ni operes maquinaria hasta que sepas cómo te afecta la amitriptilina.

· Recuerda que el alcohol puede aumentar la somnolencia que este medicamento provoca.

Icono Advertencia

Una pequeña cantidad de niños, adolescentes y adultos jóvenes (de hasta 24 años de edad) que durante los estudios clínicos tomaron antidepresivos (‘elevadores del estado de ánimo’) como la amitriptilina, desarrollaron tendencias suicidas (pensar en hacerse daño o quitarse la vida, o planear o intentar hacerlo). Los niños, adolescentes y adultos jóvenes que toman antidepresivos para tratar la depresión u otras enfermedades mentales pueden ser más propensos a desarrollar tendencias suicidas que aquellos que no toman antidepresivos para tratar dichos trastornos. Sin embargo, los expertos desconocen con exactitud la magnitud de este riesgo y hasta qué punto debe tenérselo en cuenta al decidir si un niño o adolescente debe tomar o no un antidepresivo. Normalmente, los menores de 18 años de edad no deben tomar amitriptilina, pero, en algunos casos, el médico puede decidir que este es el mejor medicamento para tratar la afección del niño.

Ten presente que tu salud mental puede cambiar de formas inesperadas si tomas amitriptilina u otros antidepresivos aunque seas un adulto mayor de 24 años. Puedes desarrollar tendencias suicidas, sobre todo al comienzo del tratamiento y cada vez que se te aumenten o disminuyan la dosis. Tú, tu familia o la persona encargada de cuidarte deben llamar de inmediato al médico si tienes cualquiera de los siguientes síntomas: aparición o empeoramiento de la depresión; pensar en hacerse daño o quitarse la vida, o planear o intentar hacerlo; preocupación extrema; agitación; ataques de pánico; dificultad para dormir o para permanecer dormido; comportamiento agresivo; irritabilidad; actuar sin pensar; intranquilidad intensa; y excitación frenética anormal.

Independientemente de tu edad, antes de tomar un antidepresivo, tú, uno de tus padres o la persona encargada de cuidarte deben hablar con el médico sobre los riesgos y los beneficios de tratar la afección con un antidepresivo u otros tratamientos. También deben hablar sobre los riesgos y los beneficios de no tratar su afección. Ten presente que padecer de depresión u otra enfermedad mental aumenta considerablemente el riesgo de que desarrolles tendencias suicidas. Este riesgo es mayor si tú o algún familiar tienen o han tenido trastorno bipolar (cambios de estado de ánimo que oscilan entre la depresión y la excitación anormal) o manía (estado de ánimo anormalmente excitado y frenético), o han pensado o intentado suicidarse.

Icono Posibles Reacciones Adversas

La amitriptilina puede provocar efectos secundarios. Avísale al médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

· Náuseas

· Vómitos

· Somnolencia

· Debilidad o cansancio

· Pesadillas

· Dolores de cabeza

· Sequedad en la boca

· Estreñimiento

· Dificultad para orinar

· Visión borrosa

· Dolor, ardor u hormigueo en las manos o los pies

· Cambios en el deseo o la capacidad sexual

· Sudoración excesiva

· Cambios en el apetito o el peso

· Confusión

· Inestabilidad

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presentas cualquiera de estos síntomas o de los mencionados en la sección Advertencia, llama al médico de inmediato:

· Lentitud o dificultad para hablar

· Mareos o desvanecimiento

· Debilidad o entumecimiento de un brazo o una pierna

· Dolor aplastante en el pecho

· Latidos cardíacos rápidos, fuertes o irregulares

· Sarpullido o urticaria intensos

· Inflamación de la cara y la lengua

· Coloración amarillenta en la piel o los ojos

· Espasmos musculares en la mandíbula, el cuello y la espalda

· Temblor incontrolable de alguna parte del cuerpo

· Desvanecimiento

· Sangrado o moretones anormales

· Convulsiones

· Alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)

Icono ¿Qué hacer en caso de una sobredosis?

Si la víctima se ha desmayado, tiene convulsiones, dificultad para respirar o no puede despertarse, llama inmediatamente a los servicios de emergencia al 911.

ALGUNOS DE LOS SÍNTOMAS DE UNA SOBREDOSIS SON:

· Latidos cardíacos irregulares

· Convulsiones

· Coma (pérdida del conocimiento por largo tiempo)

· Confusión

· Problemas para concentrarse

· Alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)

· Agitación

· Somnolencia

· Rigidez muscular

· Vómitos

· Fiebre

· Temperatura corporal baja

Icono Condiciones de almacenamiento

Conserva este medicamento en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Es recomendable mantenerlo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el baño).

Datos importantes que debes conocer

Es importante que mantengas una lista escrita de todas las medicinas que estás tomando, incluyendo las que recibiste con receta médica y las que compraste sin receta, dígase vitaminas y suplementos de dieta. Debes tener la lista cada vez que visites tu médico o cuando seas admitido a un hospital. Esta es una información importante en casos de emergencia.

Nombres comerciales por los que se conoce

· Elavil®

· Endep®

· Vanatrip®

Marcas comerciales de productos combinados

· Expanda secciónExpanda sección

· Duo-Vil® (contiene Amitriptilina y Perfenazina)

· Etrafon® (contiene Amitriptilina y Perfenazina)

· Limbitrol® (contiene Amitriptilina y Clordiazepóxido)

· Triavil® (contiene Amitriptilina y Perfenazina)

Contacto

BeHealth

Somos un grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional de la población; a través del desarrollo de contenidos que impulsan a esta población a empoderarse y tomar el control de sus vidas.

Le ofrecemos a los ciudadanos un espacio de consulta frente a las diversas condiciones de salud que afectan su calidad de vida. ¡Recuerda QUE SIN SALUD NO TENEMOS NADA!

© Copyright 2022, Todos los derechos reservados | By BeHealth