Amoxicilina

Icono Enfermedades para las que se indica

La amoxicilina se usa para tratar algunas infecciones provocadas por bacterias como la neumonía; la bronquitis (infección de las vías respiratorias que van a los pulmones); e infecciones de los oídos, nariz, garganta, del tracto urinario y la piel. También se usa en combinación con otros medicamentos para eliminar el H. pylori, unas bacterias que causan úlceras.

Algunas veces es usada para tratar la enfermedad de Lyme, la infección por ántrax después de haber estado expuesto y las infecciones de la piel por ántrax.

La amoxicilina se encuentra en una clase de medicamentos llamados antibióticos parecidos a la penicilina. Su acción consiste en detener el crecimiento de las bacterias.

Los antibióticos, como la amoxicilina, no funcionan para combatir resfriados, influenza y otras infecciones virales. Tomar antibióticos cuando no es necesario aumenta el riesgo de contraer una infección que se resista al tratamiento con anticuerpos.

Icono Modos de uso

La presentación de la amoxicilina es en cápsulas, tabletas, tabletas masticables y en suspensión (líquido) para tomar por vía oral.

Normalmente se toma cada 12 horas (dos veces al día) o cada 8 horas (tres veces al día) con o sin alimentos. La duración del tratamiento depende del tipo de infección que tenga. Toma amoxicilina aproximadamente a la misma hora todos los días. Sigue atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pide a tu médico o farmacéutico que te explique cualquier parte que no comprendas.

Toma amoxicilina exactamente como se te indique. No ingieras una cantidad mayor ni menor del medicamento, ni lo tomes con más frecuencia de la que el médico te oriente.

Antes de usar la suspensión, agítala bien para mezclar el medicamento de forma uniforme. La suspensión puede ser administrada directamente en la lengua del niño o agregarla a la fórmula, leche, jugo de fruta, agua, gaseosa de jengibre u otro líquido frío y tomarla de inmediato.

Las tabletas masticables se deben triturar o masticar bien antes de tragarlas. Las tabletas y las cápsulas deben tragarse enteras y debes tomarlas con un vaso lleno de agua.

Traga las tabletas y cápsulas enteras con una copa llena de agua; no las mastiques ni tritures.

Deberás empezar a sentirte mejor durante los primeros días de tratamiento con la amoxicilina. Si los síntomas no mejoran, o empeoran, llama a tu médico.

Toma amoxicilina hasta que se termine la cantidad que indica la receta médica, incluso si te sientes mejor. Si dejas de tomar la amoxicilina demasiado pronto u omites algunas dosis, es posible que la infección no se trate por completo y que las bacterias se vuelvan resistentes a los antibióticos.

Icono Precauciones que debes tomar en cuenta

ANTES DE TOMAR AMOXICILINA:

  • Informa a tu médico y farmacéutico si eres alérgico a la amoxicilina; antibióticos de penicilina; a los antibióticos de cefalosporina como cefaclor, cefadroxilo, cefazolina (Ancef, Kefzol), cefepima (Maxipime), cefixima (Suprax), cefotaxima (Claforan), cefotetán, cefoxitina (Mefoxin), cefpodoxima, cefprozil, ceftarolina (Teflaro), ceftazidima (Fortaz, Tazicef, en Avycaz), ceftibuteno, ceftriaxona, cefuroxima (Ceftin, Zinacef), y cefalexina (Keflex); a cualquier otro medicamento o a alguno de los ingredientes que contienen las cápsulas, tabletas o suspensión de amoxicilina.
  • Comunícale a tu médico y farmacéutico acerca de qué otros medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas estás tomando o tienes planificado tomar. Asegúrate de mencionar cualquiera de los siguientes: alopurinol (Lopurin, Zyloprim), otros antibióticos; anticoagulantes (‘diluyentes de la sangre’) como warfarina (Coumadin; Jantoven), anticonceptivos orales, y probenecid (Probalan, en Col-Probenecid).
  • Informa a su médico si padeces de mononucleosis (un virus; también conocido como ‘mono’) y si tienes o alguna vez ha tenido una enfermedad renal, alergias, asma, fiebre del heno, o urticaria.
  • Dile al médico si estás embarazada, si tienes planes de quedar embarazada o si estás amamantando. Si quedas embarazada mientras tomas amoxicilina, llama a tu médico.
  • Si tienes fenilcetonuria (PKU, una condición hereditaria en la cual es necesario seguir una dieta especial para evitar el retraso mental), debes saber que algunas tabletas masticables de amoxicilina están endulzadas con aspartame que forma fenilalanina.
Icono Posibles Reacciones Adversas

La amoxicilina puede ocasionar efectos secundarios. Informa a tu médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • Náusea
  • Vómitos
  • Diarrea
  • Cambios en el gusto
  • Dolor de cabeza

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimentas alguno de estos síntomas, deja de usar la amoxicilina y llama a tu médico de inmediato o busca tratamiento médico de emergencia:

  • Sarpullido
  • Ampollas en la piel o piel que se pela
  • Picazón
  • Urticaria
  • Sibilancia
  • Dificultad para tragar o respirar
  • Inflamación del rostro, garganta, lengua, labios y ojos
  • Diarrea intensa (heces líquidas o con sangre) que puede ocurrir con o sin fiebre y calambres estomacales (puede ocurrir hasta 2 meses o más después del tratamiento)
Icono ¿Qué hacer en caso de una sobredosis?

Los síntomas de una sobredosis pueden incluir los siguientes:

  • Orina turbia o con sangre
  • Micción menos frecuente
  • Inflamación de cualquier parte del cuerpo
  • Confusión
  • Náusea
  • Vómitos
Icono Condiciones de almacenamiento

Conserva este medicamento en su envase original, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños. Almacena las cápsulas y las tabletas a temperatura ambiente y lejos del exceso de calor y humedad (no en el baño).

De preferencia, el medicamento líquido debe guardarse en el refrigerador, pero también se puede almacenar a temperatura ambiente. No lo congeles. Desecha cualquier medicamento líquido sin usar después de 14 días.

Datos importantes que debes conocer

Asiste a todas las citas con tu médico y del laboratorio. Tu médico podría ordenar algunas pruebas de laboratorio para comprobar la respuesta del cuerpo a la amoxicilina.

Si eres diabético, utiliza Clinistix o TesTape (no Clinitest) para examinar el nivel de azúcar en la orina mientras estés tomando este medicamento.

No dejes que nadie más use tu medicamento.

Si aún tienes síntomas de infección después de terminar la amoxicilina, llama a tu médico.

Es importante que mantengas una lista escrita de todas las medicinas que estás tomando, incluyendo las que recibiste con receta médica y las que compraste sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Debes tener la lista cada vez que visites a tu médico o cuando seas admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Nombres comerciales por los que se conoce

  • Amoxil®
  • Amoxil® Gotas pediátricas
  • Dispermox®
  • Larotid® Suspensión
  • Moxtag®
  • Polymox® Suspensión
  • Trimox®
  • Trimox® Gotas pediátricas
  • Wymox®
  • Talicia (como combinación de productos que contienen amoxicilina, omeprazol, rifabutina)

Otros nombres

  • p-hidroxiampicilina

Contacto

BeHealth

Somos un grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional de la población; a través del desarrollo de contenidos que impulsan a esta población a empoderarse y tomar el control de sus vidas.

Le ofrecemos a los ciudadanos un espacio de consulta frente a las diversas condiciones de salud que afectan su calidad de vida. ¡Recuerda QUE SIN SALUD NO TENEMOS NADA!

© Copyright 2022, Todos los derechos reservados | By BeHealth