Clindamicina

Icono Enfermedades para las que se indica

La clindamicina se usa para tratar ciertos tipos de infecciones bacterianas, incluyendo infecciones de los pulmones, la piel, la sangre, los órganos reproductivos de la mujer, así como los órganos internos.

Pertenece a una clase de medicamentos llamados antibióticos de lincomicina. Su acción consiste en retardar o detener el crecimiento de las bacterias.

Los antibióticos como la clindamicina no funcionan para combatir resfriados, influenza u otras infecciones virales. Usar antibióticos cuando no son necesarios aumenta el riesgo de contraer una infección que se resista al tratamiento más adelante.

Este fármaco también se usa algunas veces para tratar el acné y se emplea junto con otros medicamentos para tratar el ántrax (una infección grave que se puede propagar deliberadamente como parte de un ataque terrorista) y la malaria (una infección grave que se contagia por medio de los mosquitos en algunas partes del mundo).

Se emplea algunas veces para tratar infecciones del oído, amigdalitis (infección que causa inflamación de las amígdalas), faringitis (infección que causa inflamación en la parte posterior de la garganta), y toxoplasmosis (una infección que puede ocasionar problemas graves en las personas que no tienen un sistema inmunológico saludable o en bebés que no han nacido cuyas madres están infectadas) cuando no se pueden tratar estos problemas con otros medicamentos.

En ocasiones se emplea para tratar vaginosis bacteriana (una infección ocasionada debido a la gran cantidad de determinadas bacterias en la vagina).

La clindamicina se usa, además, para prevenir algunas veces la endocarditis (infección de las válvulas del corazón) en personas que están en riesgo de desarrollar esta infección como resultado de un procedimiento dental.

Icono Modos de uso

La presentación de la clindamicina es en cápsula y solución (líquido) para tomar por vía oral. Por lo general se toma de tres a cuatro veces al día. La duración del tratamiento depende del tipo de infección que tengas y qué tan bien respondas el cuerpo al medicamento.

Toma clindamicina aproximadamente a la misma hora todos los días. Sigue atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de la receta médica. No tomes una cantidad mayor ni menor del fármaco, ni lo hagas con más frecuencia de la que el médico le indique.

Agita bien el líquido antes de cada uso para mezclar la clindamicina de manera uniforme.

Toma las cápsulas con un vaso lleno de agua para que el medicamento no te irrite la garganta.

Deberás empezar a sentirte mejor durante los primeros días de tratamiento. Si tus síntomas no mejoran o empeoran, llama al doctor.

Toma clindamicina hasta que se termine la cantidad que indica la receta médica, incluso si te sientes mejor. Si dejas de tomar la clindamicina demasiado pronto u omites algunas dosis, es posible que la infección no se trate por completo y que las bacterias se vuelvan resistentes a los antibióticos.

Icono Precauciones que debes tomar en cuenta

ANTES DE TOMAR CLINDAMICINA:

· Informa al doctor si eres alérgico a la clindamicina, lincomicina (Lincocin), a cualquier otro medicamento, o a cualquiera de los ingredientes que contienen las cápsulas o la solución de clindamicina. Si va a tomar cápsulas de clindamicina, informe a su médico si es alérgico a la aspirina o tartrazina (un colorante amarillo que se encuentra en algunos medicamentos).

· Comunícale al doctor qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas estás tomando o tienes planificado tomar. Asegúrate de mencionar la claritromicina (Biaxin, en Prevpac), eritromicina (E.E.S, E-Mycin, Erythrocin, otros), indinavir (Crixivan), itraconazol (Sporanox), ketoconazol (Nizoral), nefazodona, nelfinavir (Viracept), rifampicina (Rifadin, en Rifamate, en Rifater, Rimactane) y ritonavir (Norvir, en Kaletra). Muchos otros fármacos también podrían interactuar con la clindamicina, así que asegúrate de informar al doctor sobre todos los medicamentos que estés tomando, incluso los que no aparecen en esta lista.

· Hazle saber al médico si tienes o has tenido asma, alergias, eccema (piel delicada que a menudo causa picazón o se irrita) o problemas renales, o enfermedad hepática.

· Comunícale al médico si estás embarazada, si tienes planes de quedar embarazada o si estás amamantando. Si quedas embarazada mientras tomas clindamicina, llama al médico.

· Si te someterás a una cirugía, incluso una cirugía dental, informa al médico o dentista que estás tomando clindamicina.

Icono Advertencia

Muchos antibióticos, incluyendo la clindamicina, pueden causar un sobrecrecimiento de bacterias peligrosas en el intestino grueso. Esto podría causarte una diarrea leve o una condición que pone en peligro tu vida conocida como colitis (inflamación del intestino grueso). La clindamicina tiene más probabilidades de causar este tipo de infección que muchos otros antibióticos, así que solo debe usarse para tratar infecciones graves que no pueden tratarse con otros antibióticos. Informa al médico si tienes o si alguna vez has tenido colitis u otras enfermedades que afecten el estómago o los intestinos.

Podrías desarrollar estos problemas durante el tratamiento o hasta varios meses después que lo hayas finalizado. Llama al doctor si experimentas alguno de los siguientes síntomas durante el tratamiento con clindamicina o durante los primeros meses después de que lo hayas terminado: heces con sangre o acuosas, diarrea, calambres estomacales, o fiebre.

Icono Posibles Reacciones Adversas

La clindamicina puede ocasionar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

· Náusea

· Vómitos

· Sabor desagradable o metálico en la boca

· Dolor de articulaciones

· Dolor al tragar

· Acidez

· Parches blancos en la boca

· Flujo vaginal blanco y espeso

· Ardor, picazón e inflamación de la vagina

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presentas uno de estos síntomas o los que figuran en la sección Advertencia, llama al médico inmediatamente o busca tratamiento de emergencia:

· Descamación de la piel o piel con ampollas

· Sarpullido

· Urticaria

· Picazón

· Dificultad para respirar o tragar

· Ronquera

· Inflamación del rostro, la garganta, la lengua, los labios, los ojos, las manos, los pies, los tobillos o la parte inferior de las piernas

· Ictericia en la piel u ojos

· Micción menos frecuente

Icono ¿Qué hacer en caso de una sobredosis?

Si la víctima se ha desmayado, tiene convulsiones, dificultad para respirar o no puede despertarse, llama inmediatamente a los servicios de emergencia al 911.

Icono Condiciones de almacenamiento

Conserva este medicamento en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Es recomendable mantenerlo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el baño).

No refrigeres la clindamicina líquida porque podría espesarse y volverse difícil de servir. Desecha cualquier líquido de clindamicina sin usar después de 2 semanas.

Datos importantes que debes conocer

Es importante que mantengas una lista escrita de todas las medicinas que estás tomando, incluyendo las que recibiste con receta médica y las que compraste sin receta, ya sean vitaminas o suplementos de dieta. Debes tener la lista cada vez que visites a tu médico o cuando seas admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Nombres comerciales por los que se conoce

· Cleocin®

Contacto

BeHealth

Somos un grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional de la población; a través del desarrollo de contenidos que impulsan a esta población a empoderarse y tomar el control de sus vidas.

Le ofrecemos a los ciudadanos un espacio de consulta frente a las diversas condiciones de salud que afectan su calidad de vida. ¡Recuerda QUE SIN SALUD NO TENEMOS NADA!

© Copyright 2022, Todos los derechos reservados | By BeHealth