Diazepam

Icono Enfermedades para las que se indica

El diazepam se utiliza para aliviar la ansiedad y para controlar la agitación causada por la abstinencia de alcohol.

También es usado junto con otros medicamentos para controlar la espasticidad y los espasmos musculares ocasionados por determinados trastornos neurológicos como parálisis cerebral (afección que ocasiona dificultad con los movimientos y el equilibrio), paraplejia (incapacidad de mover partes del cuerpo, atetosis (contracciones musculares anormales), y el síndrome de hombre rígido (un trastorno extraño con rigidez y endurecimiento de los músculos).

Se emplea con otros medicamentos para controlar las convulsiones.

El diazepam pertenece a una clase de medicamentos llamados benzodiacepinas. Funciona al calmar la sobreactividad anormal en el cerebro.

Icono Modos de uso

La presentación del diazepam es en tabletas, solución y como concentrado (líquido) para tomar por vía oral. Generalmente se toma 1 a 4 veces al día y se puede tomar con o sin alimentos.

Sigue atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de tu receta médica y pide a tu médico o farmacéutico que te expliquen cualquier parte que no comprendas. Toma diazepam exactamente como se te indica.

El concentrado de diazepam viene con un gotero marcado especialmente para medir la dosis. Diluye el concentrado en agua, jugo o bebidas carbonatadas justo antes de tomarlo. También se puede mezclar con puré de manzana o pudín justo antes de tomar la dosis. Agita suavemente la mezcla durante unos pocos segundos, tómala inmediatamente, no la almacenes para uso futuro.

El diazepam puede ser adictivo. No tomes una dosis mayor ni con más frecuencia; tampoco durante más tiempo del que tu médico te indica.

Se puede desarrollar tolerancia a largo plazo o por uso excesivo, lo que hará que el medicamento pierda eficacia. Este fármaco se debe tomar de forma regular para que sea eficaz. No omitas una dosis incluso si consideras que no la necesitas.

No detengas el tratamiento sin hablar antes con tu médico. Si repentinamente dejas de tomar diazepam, es posible que experimentes ansiedad, insomnio e irritabilidad. Tu médico seguramente disminuirá la dosis de forma paulatina.

Si tomas diazepam junto con otros medicamentos para controlar las convulsiones, no dejes de tomarlo sin hablar antes con tu médico, incluso si experimentas efectos secundarios como cambios inusuales en el comportamiento o estado de ánimo. Si dejas de tomar diazepam repentinamente, tus convulsiones podrían empeorar.

Icono Precauciones que debes tomar en cuenta

ANTES DE TOMAR DIAZEPAM:

  • Informa a tu médico y farmacéutico si eres alérgico al diazepam, alprazolam (Xanax), clordiazepóxido (Librium, en Librax), clonazepam (Klonopin), clorazepate (Gen-Xene, Tranxene), estazolam, flurazepam, lorazepam (Ativan), oxazepam, temazepam (Restoril), triazolam (Halcion), cualquier otro medicamento o a cualquiera de los ingredientes en los productos de diazepam.
  • Comunícale a tu médico y farmacéutico qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas y suplementos nutricionales estás tomando. Asegúrate de mencionar cualquiera de los siguientes: antihistamínicos; barbitúricos como el fenobarbital (Luminal); cimetidina (Tagamet); digoxina (Lanoxin); disulfiram (Antabuse); fluoxetina (Prozac); fluvoxamina (Luvox); isoniacida (Laniazid, en Rifamate, en Rifater); ketoconazol; medicamentos para la ansiedad, depresión, enfermedad mental, convulsiones, enfermedad de Parkinson, asma, gripes o alergias; metoprolol (Lopressor, Toprol XL); inhibidores de monoaminaoxidasa (MAO) incluyendo isocarboxazida (Marplan), linezolida (Zyvox), azul de metileno, fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar) y tranilcipromina (Parnate), relajantes musculares; medicamentos de fenotiazina para enfermedad mental o náusea como clorpromazina, flupenazina, proclorperazina (Compro, Procomp); y prometazina (Promethegan); omeprazol (Prilosec); probenecid (Probalan, en Col-Probenecid); propranolol (Hemangeol, Inderal, Innopran); ranitidina (Zantac); rifampicina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate, en Rifater); sedantes; píldoras para dormir; teofilina (Elixophyllin, Theo 24, Teochron); tranquilizantes; o ácido valproico (Depakene). Es posible que el médico deba cambiar la dosis de tus medicamentos para evitar efectos secundarios.
  • Adviértele a tu médico si padeces miastenia gravis (un trastorno del sistema nervioso que ocasiona debilidad muscular), apnea del sueño (afección en la cual una persona deja brevemente de respirar varias veces durante la noche), o enfermedades de los pulmones o del hígado. Probablemente el médico te dirá que no tomes diazepam.
  • El diazepam no se debe usar en niños menores de 6 meses de edad.
  • Dile a tu médico si bebes o has bebido grandes cantidades de alcohol, si usas o alguna vez has usado drogas ilícitas o si has abusado de medicamentos con receta médica. También si tienes o alguna vez has tenido glaucoma de ángulo abierto (aumento en la presión interna del ojo que daña el nervio óptico); depresión u otras enfermedades mentales, convulsiones, o enfermedades del corazón.
  • Comunícale a tu médico si estás embarazada, planeas quedar embarazada o si estás amamantando. Si quedas embarazada mientras tomas diazepam, llama a tu doctor de inmediato.
  • Conversa con tu médico sobre los riesgos y los beneficios de tomar diazepam si eres mayor de 65 años de edad. Los adultos mayores usualmente no deberían tomar este medicamento pues no es tan seguro como otros fármacos que se pueden usar para tratar las mismas condiciones.
  • Si te someterás a una cirugía, incluyendo una cirugía dental, informa al médico o dentista que estás tomando diazepam.
  • Debes saber que este medicamento te puede ocasionar somnolencia. No conduzcas ningún vehículo ni operes maquinaria hasta que sepas de qué forma te afecta este medicamento.
  • Necesitas saber que tu salud mental puede cambiar de maneras inesperadas y puedes tener tendencias suicidas mientras estés tomando diazepam para el tratamiento de la epilepsia. Decide junto a tu médico si los riesgos de usar un medicamento anticonvulsivo son mayores que los riesgos de no usarlo. Comunícate inmediatamente con un especialista de salud si experimentas alguno de los síntomas siguientes: ataques de pánico; agitación o nerviosismo, irritabilidad nueva o empeorada, ansiedad o depresión; acciones o impulsos peligrosos; dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido; comportamiento agresivo, colérico o violento; manías (frenético, emoción anormal); hablar o pensar acerca de deseos de lastimarse o suicidarse; alejarse de los amigos y la familia; preocupación por la muerte o por morir; regalar posesiones preciadas o cualquier otro cambio inusual en el comportamiento o ánimo.
Icono Advertencia

El diazepam puede aumentar el riesgo de problemas de respiración graves o que pongan en peligro la vida, sedación o coma si se usa junto con determinados medicamentos.

Informa a su médico si está tomando o planea tomar ciertos medicamentos opioides para la tos como codeína (en Triacin-C, en Tuzistra XR) o hidrocodona (en Anexsia, en Norco, en Zyfrel) o para el dolor como la codeína (en Fiorinal), fentanilo (Actiq, Duragesic, Subsys, otros), hidromorfona (Dilaudid, Exalgo), meperidina (Demerol), metadona (Dolophine, Methadose), morfina (Astramorph, Duramorph PF, Kadian), oxicodona (en Oxycet, en Percocet, en Roxicet, otros) y tramadol (Conzip, Ultram, en Ultracet). Es posible que el médico necesite cambiar la dosificación de tus medicamentos.

Icono Posibles Reacciones Adversas

Este medicamento puede ocasionar efectos secundarios. Informa a un médico si alguno de estos síntomas es intenso o no desaparece:

  • Somnolencia
  • Mareos
  • Cansancio
  • Debilidad muscular
  • Dolor de cabeza
  • Boca seca
  • Náuseas
  • Estreñimiento
  • Confusión
  • Dificultad para orinar
  • Micción frecuente
  • Cambios en el deseo o capacidad sexual

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimentas cualquiera de estos síntomas o de los mencionados en la sección Advertencia, busca tratamiento médico de emergencia:

  • Pérdida de control de los movimientos corporales
  • Temblor incontrolable de una parte del cuerpo
  • Dificultad para hablar
  • Respiración y latidos de la corazón lentos
Icono ¿Qué hacer en caso de una sobredosis?

Los síntomas de sobredosis pueden incluir:

  • somnolencia
  • confusión
  • cansancio
  • respiración y ritmo cardíaco lento
  • pérdida del conocimiento

Si la víctima se ha desmayado, tiene convulsiones, dificultad para respirar o no puede despertarse, llama inmediatamente a los servicios de emergencia al 911.

Icono Condiciones de almacenamiento

Conserva este medicamento en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Es recomendable mantenerlo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el baño).

Datos importantes que debes conocer

Si tomas diazepam junto con otros medicamentos para controlar las convulsiones y tienes un aumento en su frecuencia o gravedad, llama al médico. Es posible que sea necesario ajustar la dosis de diazepam o de los otros medicamentos. Si usas diazepam para controlar las convulsiones, lleva una identificación (Alerta médica) que indique que tienes epilepsia y que está tomando diazepam y otros medicamentos.

Es importante que mantengas una lista escrita de todas las medicinas que estás tomando, incluyendo las que recibiste con receta médica y las que compraste sin receta, ya sean vitaminas o suplementos de dieta. Debes tener la lista cada vez que visites a tu médico o cuando seas admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

Nombres comerciales por los que se conoce

  • Valium®
  • Valrelease®

Contacto

BeHealth

Somos un grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional de la población; a través del desarrollo de contenidos que impulsan a esta población a empoderarse y tomar el control de sus vidas.

Le ofrecemos a los ciudadanos un espacio de consulta frente a las diversas condiciones de salud que afectan su calidad de vida. ¡Recuerda QUE SIN SALUD NO TENEMOS NADA!

© Copyright 2022, Todos los derechos reservados | By BeHealth