Fenobarbital

Icono Enfermedades para las que se indica

El fenobarbital se usa para controlar las convulsiones y también para aliviar la ansiedad.

Se emplea, además, para prevenir los síntomas de abstinencia en las personas que son dependientes (“adictas”; sienten una necesidad de seguir tomando el medicamento) a otro medicamento barbitúrico y que van a dejar de tomarlo.

El fenobarbital pertenece a una clase de fármacos llamados barbitúricos. Actúa haciendo más lenta la actividad del cerebro.

Icono Modos de uso

El fenobarbital se presenta en forma de tabletas y un elixir (líquido) para administrarse por vía oral. Por lo general, se toma de una a tres veces al día.

Si tomas fenobarbital durante mucho tiempo, es posible que no controles tus síntomas tan bien como lo hacías al comienzo del tratamiento. Habla con el médico acerca de cómo te sientes.

El fenobarbital puede crear dependencia. No aumentes la dosis, ni lo tomes con mayor frecuencia ni por más tiempo que el indicado por el médico.

No dejes de tomar fenobarbital sin consultar al médico. Si lo haces repentinamente, es posible que presentes síntomas de abstinencia, como ansiedad, contracción espasmódica de los músculos, temblor incontrolable de alguna parte del cuerpo, debilidad, mareos, cambios en la visión, náuseas, vómitos, convulsiones, confusión, dificultad para dormir o para permanecer dormido, o mareos o desvanecimiento al ponerte de pie después de estar acostado. Probablemente, el médico disminuya la dosis de forma gradual.

Icono Precauciones que debes tomar en cuenta

ANTES DE TOMAR FENOBARBITAL:

· Informa al médico si eres alérgico al fenobarbital; a otros barbitúricos, como amobarbital (Amytal), butabarbital (Butisol), pentobarbital y secobarbital (Seconal); a algún otro medicamento o a alguno de los ingredientes de las tabletas o el líquido de fenobarbital.

· Comunícale al médico qué fármacos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios estás tomando o planeas tomar. No olvides mencionar ninguno de los siguientes: anticoagulantes (“diluyentes de la sangre”), como warfarina (Coumadin); disulfiram (Antabuse); doxiciclina (Vibramycin); griseofulvina (Fulvicin); terapia de reemplazo hormonal (HRT, por sus siglas en inglés); inhibidores de la monoaminooxidasa (MAO), como isocarboxazida (Marplan), fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelapar) y tranilcipromina (Parnate); medicamentos para la ansiedad, la depresión, el dolor, el asma, el resfrío o las alergias; determinados medicamentos para tratar las convulsiones, como fenitoína (Dilantin) y valproato (Depakene); esteroides orales, como dexametasona (Decadron, Dexone), metilprednisolona (Medrol) y prednisona (Deltasone); sedantes; píldoras para dormir; y tranquilizantes. Es posible que el doctor deba cambiar las dosis de tus medicamentos.

· Hazle saber al médico si tienes o has tenido porfiria (una afección en la que determinadas sustancias naturales se acumulan en el cuerpo y que puede provocar dolor de estómago, cambios en la manera de pensar y de actuar, y otros síntomas); cualquier afección que provoque falta de aire o dificultad para respirar; o una enfermedad del hígado. Probablemente, el médico te dirá que no tomes fenobarbital.

· Comunícale al doctor si bebes o alguna vez has bebido grandes cantidades de alcohol, si has usado drogas ilegales o si has consumido en exceso medicamentos recetados; si sientes dolor ahora o si has tenido alguna afección que te provoque dolor constante; si alguna vez has pensado en lastimarte o en quitarte la vida, o si lo has planeado o intentado; y si tienes o si alguna vez has tenido depresión, cualquier enfermedad que afecte la glándula suprarrenal (una glándula pequeña al lado del riñón que produce sustancias naturales importantes) o una enfermedad del riñón.

· Informa al médico si estás embarazada, o si planeas quedar embarazada. Si quedas embarazada mientras tomas fenobarbital, llama al médico. El fenobarbital puede causarle daños al feto.

· Informa al doctor si estás amamantando. Si amamantas durante el tratamiento, el bebé puede recibir algo de fenobarbital en la leche materna. Vigila al bebé cuidadosamente en cuanto a somnolencia o poco aumento de peso.

· Consulta a tu médico sobre los riesgos y los beneficios de tomar el fenobarbital si tienes 65 años o más. En general, los adultos mayores no deben tomar el fenobarbital porque no es tan seguro ni tan eficaz como otros medicamentos que pueden usarse para tratar la misma afección.

· Ten en cuenta que el fenobarbital puede disminuir la eficacia de los anticonceptivos hormonales (píldoras anticonceptivas, parches, anillos, inyecciones, implantes o dispositivos intrauterinos). Pregúntale al médico qué métodos anticonceptivos puedes usar mientras estés tomando fenobarbital.

· Si te vas a realizar una cirugía, incluso una cirugía dental, comunícale al médico o al dentista que estás tomando fenobarbital.

· Ten en cuenta que este medicamento puede causar somnolencia. No conduzcas vehículos ni operes maquinaria hasta que sepas cómo te afecta.

· Evita beber alcohol durante el tratamiento con fenobarbital. El alcohol puede empeorar los efectos secundarios.

Icono Posibles Reacciones Adversas

El fenobarbital puede provocar efectos secundarios. Llama al médico si cualquiera de los siguientes síntomas es grave o no desaparece:

· Somnolencia

· Dolor de cabeza

· Mareos

· Excitación o aumento de la actividad (especialmente en niños)

· Náuseas

· Vómitos

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presentas alguno de los siguientes síntomas, ponte en contacto con el doctor de inmediato:

· Respiración lenta o dificultad para respirar

· Inflamación de los ojos, los labios o las mejillas

· Sarpullido

· Ampollas o descamación de la piel

· Fiebre

· Confusión

Icono ¿Qué hacer en caso de una sobredosis?

Si la víctima se ha desmayado, tiene convulsiones, dificultad para respirar o no puede despertarse, llama inmediatamente a los servicios de emergencia al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir los siguientes:

· Movimientos incontrolables de los ojos

· Pérdida de coordinación

· Somnolencia

· Respiración lenta

· Disminución de la temperatura corporal

· Ampollas

Icono Condiciones de almacenamiento

Conserva este medicamento en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Es recomendable mantenerlo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el baño).

Datos importantes que debes conocer

Es importante que mantengas una lista escrita de todas las medicinas que estás tomando, incluyendo las que recibiste con receta médica y las que compraste sin receta, dígase vitaminas y suplementos de dieta. Debes tener la lista cada vez que visites tu médico o cuando seas admitido a un hospital. Esta es una información importante en casos de emergencia.

Contacto

BeHealth

Somos un grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional de la población; a través del desarrollo de contenidos que impulsan a esta población a empoderarse y tomar el control de sus vidas.

Le ofrecemos a los ciudadanos un espacio de consulta frente a las diversas condiciones de salud que afectan su calidad de vida. ¡Recuerda QUE SIN SALUD NO TENEMOS NADA!

© Copyright 2022, Todos los derechos reservados | By BeHealth