Furosemida

Icono Enfermedades para las que se indica

La furosemida se utiliza sola y en combinación con otros medicamentos para tratar la hipertensión arterial. Se emplea para tratar el edema (exceso de líquido retenido en los tejidos corporales) causado por varios problemas médicos, incluyendo el corazón, el riñón y enfermedades del hígado.

Pertenece a una clase de medicamentos que se llaman diuréticos (‘píldoras de agua’). Funciona provocando la eliminación del agua y la sal innecesarias en el cuerpo, a través de la orina.

Además de tomar este medicamento, hacer cambios de estilo de vida también ayudará a controlar tu presión arterial. Estos cambios incluyen comer una dieta que sea baja en grasa y sal, mantener un peso saludable, hacer ejercicio al menos 30 minutos casi todos los días, no fumar y consumir alcohol con moderación.

Icono Modos de uso

La furosemida se presenta en tabletas y en solución (líquido) para administración oral. Usualmente se toma una o dos veces al día. Cuando se usa para tratar el edema, puede tomarse a diario o solo determinados días de la semana. Cuando se utiliza para tratar la hipertensión, toma la furosemida aproximadamente a la misma hora todos los días.

Sigue atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de tu receta médica y pide al médico que te explique cualquier parte que no comprendas. No tomes más ni menos cantidad del medicamento, ni lo tomes con más frecuencia de lo que indica la receta.

La furosemida controla la hipertensión arterial y el edema, pero no cura estas afecciones. Continúa tomándola incluso si te sientes bien. No dejes de tomar la furosemida sin hablar con el médico.

Icono Precauciones que debes tomar en cuenta

ANTES DE TOMAR LA FUROSEMIDA:

· Infórmale al médico si eres alérgico a la furosemida, a medicamentos con sulfonamida, a cualquier otro fármaco, a alguno de los ingredientes que contienen las tabletas o la solución de furosemida.

· Comunícale al médico qué medicamentos con y sin receta médica, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas estás tomando o tienes planificado tomar. Asegúrate de mencionar cualquiera de los siguientes: antibióticos aminoglucósidos como amikacina, gentamicina (Garamycin), o tobramicina (Bethkis, Tobi); inhibidores de la encima convertidora de angiotensina (ACE) como benazepril (Lotensin en Lotrel), captopril (Capoten), fosinopril, lisinopril (en Prinzide, en Zestoretic), moexipril (Univasc en Uniretic), perindopril (Aceon), quinapril (Accupril, en Accuretic), ramipril (Altace) y trandolapril (Mavik en Tarka); angiotensin II antagonistas de los receptores (ARB) como azilsartan (Edarbi, Edarbyclor), candesartan (Atacand, en Atacand HCT), eprosartan (Teveten, en Teveten HCT), irbesartan (Avapro, en Avalide), losartan (Cozaar, en Hyzaar), olmesartan (Benicar, en Azor, Benicar HCT), telmisartan (Micardis, en Micardis HCT) y valsartan (Diovan, en Diovan HCT, Exforge); aspirina y otros silicilatos; barbitúricos como el fenobarbital y secobarbital (Seconal); corticosteroides como betametasona (Celestone), budesonida (Entocort), cortisona (Cortone), dexametasona (Decadron, Dexpak, Dexasone, otros), fludrocortisona (Floriner), hidrocortisona (Cortef, Hydrocortone), metilprednisolona (Medrol, Meprolone, otros), prednisolona (Prelone, otros), prednisona (Deltasone, Meticorten, Sterapred, otros) y triamcinolona (Aristocort, Azmacort); cisplatin (Platinol); ciclosporina (Gengraf, Neoral, Sandimmune); digoxina (Lanoxin), ácido etacrínico (Edecrin); indometacina (Indocin); laxantes; litio (Lithobid); medicamentos para la diabetes, hipertensión arterial y dolor; metotrexato (Trexall); probenecid (Probalan, Probenemid); y fenitoína (Dilantin, Fhenytek). Es posible que el médico deba cambiar las dosis de tus medicamentos.

· Si estás tomando sucralfato (Carafate), adminístralo 2 horas antes o después de tomar la furosemida.

· Dile al médico si padeces de enfermedad renal, él podría indicarte que no tomes furosemida.

· Notifícale al doctor si padecse o has padecido de cualquier afección que haga que tu vejiga no se vacíe por completo, diabetes, gota, lupus eritematoso sistémico (LES, una condición inflamatoria crónica) o enfermedad hepática.

· Comunícale al médico si estás embarazada, planeas quedar embarazada o estás amamantando. No amamantes mientras estés tomando este medicamento. Si quedas embarazada mientras tomas la furosemida, llama al médico.

· Planifica tus salidas para evitar la exposición innecesaria o prolongada a la luz solar y usa ropa protectora, gafas y protector solar. Este fármaco podría hacer que tu piel sea sensible a la luz solar.

· Debes saber que la furosemida puede ocasionar mareo, aturdimiento y desmayo cuando te levantas muy rápido. Esto es más común al iniciar el tratamiento. Para evitar este problema, incorpórate de la cama despacio, apoyando los pies en el suelo por unos minutos antes de levantarse. El alcohol puede aumentar estos efectos secundarios.

Icono Advertencia

La furosemida es un diurético fuerte y puede ocasionar deshidratación y desequilibrio electrolítico. Si experimentas alguno de los síntomas siguientes, llama al médico de inmediato: pérdida excesiva de peso, micción menos frecuente, boca seca, sed, náuseas, vómitos, debilidad, somnolencia, confusión, dolor muscular o espasmos, o latidos cardíacos rápidos o fuertes.

Icono Posibles Reacciones Adversas

Informa al médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

· Micción frecuente

· Visión borrosa

· Dolor de cabeza

· Estreñimiento

· Diarrea

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presentas algunos de estos síntomas o los que se enumeran en la sección Advertencia, llama al doctor inmediatamente o busca tratamiento médico de emergencia:

· Fiebre

· Zumbido en los oídos

· Pérdida auditiva

· Sarpullido

· Urticaria

· Ampollas o descamación de la piel

· Picazón

· Dificultad para respirar o tragar

· Ictericia en piel u ojos

Icono ¿Qué hacer en caso de una sobredosis?

Si la víctima se ha desmayado, tiene convulsiones, dificultad para respirar o no puede despertarse, llama inmediatamente a los servicios de emergencia al 911.

Los síntomas de sobredosis pueden incluir:

· Sed extrema

· Boca seca

· Mareos

· Confusión

· Cansancio extremo

· Vómitos

· Calambres estomacales

Icono Condiciones de almacenamiento

Conserva este medicamento en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Es recomendable mantenerlo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el baño). Desecha la solución de furosemida que no utilizaste después de 90 días.

Datos importantes que debes conocer

Antes de realizarte alguna prueba de laboratorio, informa al doctor y al personal del laboratorio que estás tomando furosemida.

Es importante que mantengas una lista escrita de todas las medicinas que estás tomando, incluyendo las que recibiste con receta médica y las que compraste sin receta, dígase vitaminas y suplementos de dieta. Debes tener la lista cada vez que visites tu médico o cuando seas admitido a un hospital. Esta es una información importante en casos de emergencia.

Nombres comerciales por los que se conoce

· Lasix®

Contacto

BeHealth

Somos un grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional de la población; a través del desarrollo de contenidos que impulsan a esta población a empoderarse y tomar el control de sus vidas.

Le ofrecemos a los ciudadanos un espacio de consulta frente a las diversas condiciones de salud que afectan su calidad de vida. ¡Recuerda QUE SIN SALUD NO TENEMOS NADA!

© Copyright 2022, Todos los derechos reservados | By BeHealth