Naltrexona

Icono Enfermedades para las que se indica

La naltrexona se usa junto con consejería y apoyo social para ayudar a las personas que dejaron de consumir alcohol y drogas ilegales a seguir evitando su consumo.

No debe usarse para tratar a quienes siguen consumiendo drogas ilegales o alcohol en grandes cantidades.

Pertenece a una clase de medicamentos llamados antagonistas de opiáceos. Actúa al disminuir la ansiedad por el alcohol y al bloquear los efectos de los medicamentos opiáceos y las drogas ilegales opiáceas.

Icono Modos de uso

La presentación de la naltrexona son tabletas para administrarse por vía oral, sea en casa o bajo supervisión en una clínica o centro de rehabilitación. Cuando se toma en casa, por lo general se usa una vez al día, con o sin alimentos. Cuando se emplea en una clínica o centro de rehabilitación, puede tomarse una vez al día, una vez cada dos días, una vez cada tres días, o una vez todos los días, excepto el domingo.

Sigue con cuidado las instrucciones en la etiqueta del medicamento. No uses más ni menos que la dosis indicada ni tampoco más seguido que lo prescrito por el doctor.

La naltrexona solo da resultados cuando se usa como parte de un programa de tratamiento contra las adicciones. Es importante que sigas asistiendo a las sesiones de psicoterapia, a las reuniones del grupo de apoyo, a los programas educativos o a los otros tratamientos que el médico te haya recomendado.

Este medicamento te ayudará a evitar el consumo de drogas ilegales y alcohol, pero no prevendrá ni aliviará los síntomas de abstinencia que pueden presentarse cuando se suspende el consumo de esas sustancias. Por el contrario, la naltrexona puede causar o empeorar los síntomas de abstinencia. No debes tomar naltrexona si dejaste de consumir recientemente medicamentos opiáceos o drogas ilegales opiáceas y tienes síntomas de abstinencia.

Icono Precauciones que debes tomar en cuenta

ANTES DE TOMAR NALTREXONA:

· Infórmale al doctor si eres alérgico a la naltrexona, a la naloxona, a otros medicamentos opiáceos o a otros fármacos.

· Dile si estás tomando alguna droga ilegal o medicamento de tipo opiáceo (narcótico), como acetato de levometadil (LAAM, ORLAAM) (no se vende en los Estados Unidos), o metadona (Dolophine, Methadose); y ciertos medicamentos para la diarrea, la tos o el dolor. El doctor te dirá que no tomes naltrexona si consumiste opiáceos en los últimos 7 a 10 días.

· Si tomas o consumes dosis más altas de medicamentos opiáceos o drogas ilegales opiáceas durante el tratamiento con naltrexona, puedes sufrir graves daños, caer en estado de coma (estado de inconsciencia duradero) e incluso morir.

· Hazle saber al doctor qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbales estás tomando o piensas tomar. No olvides mencionar el disulfiram (Antabuse) y la tioridazina. Es posible que el médico deba cambiar la dosis de tus medicamentos o vigilarte estrechamente por si presentaras efectos secundarios.

· Comunícale si tienes o has tenido depresión o alguna enfermedad de los riñones.

· Hazle saber si estás embarazada, planesa quedar embarazada o estás dando el pecho.

· Si te van a hacer una cirugía, incluyendo una dental, dile al médico o al dentista que estás en tratamiento con naltrexona.

· Ten presente que las personas que abusan del alcohol o las drogas ilegales suelen sentirse deprimidas y a veces intentan herirse o suicidarse. El tratamiento con naltrexona no disminuye este riesgo. Debes llamar al médico de inmediato si presentas síntomas de depresión, como sentimientos de tristeza, angustia, desesperanza, culpabilidad, autodesprecio o inesperanza, si piensas en hacerte daño o matarse, o si has planeado o intentado hacerlo. Cerciórate de que tus familiares sepan cuáles síntomas pueden ser graves, de modo que llamen al médico si no puedes buscar tratamiento por ti mismo.

Icono Advertencia

La naltrexona puede causar daños en el hígado si se administra en grandes dosis. Sin embargo es poco probable que ocasione daños hepáticos si se administra en las dosis recomendadas. Hazle saber al doctor si tienes o has tenido hepatitis u otra enfermedad del hígado. Si presentas alguno de estos síntomas, deja de tomar la naltrexona y llama al médico de inmediato: cansancio excesivo, sangrado o moretones inusuales, pérdida de apetito, dolor en la parte superior derecha del vientre por varios días, heces de color pálido, orina de color oscuro, o coloración amarillenta en la piel o los ojos.

Icono Posibles Reacciones Adversas

Dile al doctor si cualquiera de los siguientes síntomas se vuelve severo o si no desaparece, podría tratarse de un efecto secundario:

· Náuseas

· Vómitos

· Dolor de estómago o cólicos

· Diarrea

· Estreñimiento

· Pérdida de apetito

· Dolor de cabeza

· Mareos

· Ansiedad

· Nerviosismo

· Irritabilidad

· Tendencia a llorar por cualquier cosa

· Dificultad para dormirse o permanecer dormido

· Aumento o disminución de su energía

· Somnolencia

· Dolor en los músculos o las articulaciones

· Sarpullido

Podrías experimentar algunos síntomas como señal de un efecto secundario grave; llama de inmediato al doctor si presentas:

· Confusión

· Alucinaciones (ver cosas u oír voces que no existen)

· Visión borrosa

· Vómitos y/o diarrea intensos

Icono ¿Qué hacer en caso de una sobredosis?

Si la víctima se ha desmayado, tiene convulsiones, dificultad para respirar o no puede despertarse, llama inmediatamente a los servicios de emergencia al 911.

Icono Condiciones de almacenamiento

Conserva este medicamento en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Es recomendable mantenerlo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el baño).

Datos importantes que debes conocer

Es importante que mantengas una lista escrita de todas las medicinas que estás tomando, incluyendo las que recibiste con receta médica y las que compraste sin receta, dígase vitaminas y suplementos de dieta. Debes tener la lista cada vez que visites tu médico o cuando seas admitido a un hospital. Esta es una información importante en casos de emergencia.

Nombres comerciales por los que se conoce

ReVia®

Contacto

BeHealth

Somos un grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional de la población; a través del desarrollo de contenidos que impulsan a esta población a empoderarse y tomar el control de sus vidas.

Le ofrecemos a los ciudadanos un espacio de consulta frente a las diversas condiciones de salud que afectan su calidad de vida. ¡Recuerda QUE SIN SALUD NO TENEMOS NADA!

© Copyright 2022, Todos los derechos reservados | By BeHealth