Penicilamina

Icono Enfermedades para las que se indica

La penicilamina se usa para tratar la enfermedad de Wilson (una afección heredada que ocasiona que se acumule el cobre en el cuerpo y puede tener como resultado síntomas graves) y cistinuria (una afección heredada que puede ocasionar cálculos en los riñones).

También se emplea junto con otros tratamientos para tratar artritis reumatoide grave (una afección en la cual el sistema inmune del cuerpo ataca sus propias articulaciones, y ocasiona dolor, hinchazón y pérdida de la función) que no mejoró después del tratamiento con otros medicamentos.

Pertenece a una clase de medicamentos llamados antagonistas del metal pesado. Funciona para tratar la enfermedad de Wilson al unirse al cobre adicional en el cuerpo y ocasionando que salga a través de la orina. Actúa para tratar la cistinuria al unirse a la sustancia que crea los cálculos renales y evita que se acumule y los forme. Trata la artritis reumatoide al disminuir algunas acciones del sistema inmune.

La penicilamina se utiliza algunas veces como tratamiento de seguimiento para el envenenamiento con plomo después de haber sido empleados otros medicamentos. Algunas veces también se emplea para tratar determinados tipos de cáncer hepático.

Icono Modos de uso

La presentación de penicilamina es como cápsula y tableta para administrarse por vía oral. Por lo general, se toma con el estómago vacío, como mínimo 1 hora antes o 2 horas después de comer, y al menos 1 hora antes o después de cualquier alimento o leche.

· Para el tratamiento de la enfermedad de Wilson y cistinuria, la penicilamina generalmente se toma cuatro veces al día.

· Para el tratamiento de la artritis reumatoide generalmente se administra una vez al día, pero en dosis aumentadas, puede tomarse hasta cuatro veces al día.

El médico te recomendará cuánto tiempo debes recibir el tratamiento según tu afección, qué tan bien responda tu cuerpo al medicamento y cualquier efecto secundario que puedas presentar.

Toma la penicilamina aproximadamente a las mismas horas todos los días. Sigue atentamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de la receta médica. No tomes una cantidad mayor ni menor del medicamento, ni lo hagas con más frecuencia de la que el médico indique.

El médico probablemente empezará con una dosis baja de penicilamina y la aumentará gradualmente.

Para el tratamiento de la enfermedad de Wilson y la artritis reumatoide puedes tomarla de uno a tres meses o más, antes de sentir el beneficio completo de la penicilamina.

Para todos los usos continúa usando este medicamento incluso si te sientes bien. Si dejas de tomar la penicilamina tienes mayor riesgo de tener una reacción alérgica cuando empieces a tomar el medicamento de nuevo.

Asegúrate de informar al médico cómo te sientes durante el tratamiento con penicilamina.

Icono Precauciones que debes tomar en cuenta

ANTES DE TOMAR PENICILAMINA:

· Informa al doctor si eres alérgico a la penicilamina, a la penicilina, a cualquier otro medicamento o a cualquiera de los ingredientes que contienen las cápsulas o tabletas de penicilamina. Pídale a su farmacéutico una lista de los ingredientes.

· Comunícale al doctor qué medicamentos con y sin prescripción, vitaminas, suplementos nutricionales y productos a base de hierbas estás tomando o tienes planificado tomar. Asegúrate de mencionar cualquiera de los siguientes: compuesto de oro como auranofín (ridaura) y aurotioglucosa (solganol); medicamentos contra la malaria como la cloroquina, hidroxicloroquina (plaquenil) y determinados inmunosupresores como la azatioprina (azasan, imuran) y metotrexato (otrexup, rasuvo, trexall, xatmep). Es posible que el médico deba cambiar las dosis de tus fármacos.

· Si tomas un producto que contiene hierro, hazlo 2 horas antes o después si usas penicilamina. Si estás empleando cualquier otro medicamento, antiácido o producto que contenga zinc, tómalo 1 hora antes o después de haber usado la penicilamina.

· Informa al médico si alguna vez has recibido tratamiento con penicilamina en el pasado y desarrollaste un efecto secundario grave relacionado con la sangre.

· Comunícale al médico si tienes o alguna vez has tenido una reacción grave a los compuestos del oro, o si tienes o alguna vez has tenido una enfermedad renal.

· Hazle saber al médico si estás embarazada o si planeas quedar embarazada. Si quedas embarazada mientras tomas penicilamina, llama al médico de inmediato.

· Avísale al médico si estás amamantando. No debes amamantar durante el tiempo que recibas tratamiento con penicilamina.

· Si te someterás a una cirugía, incluso una cirugía dental, informa al médico o dentista que estás tomando penicilamina.

· El doctor probablemente te dirá que tomes un suplemento de piridoxina (vitamina b6) durante el tratamiento con penicilamina.

Icono Posibles Reacciones Adversas

La penicilamina puede ocasionar efectos secundarios. Comunícale al médico si cualquiera de estos síntomas son intensos o no desaparecen:

· Pérdida de apetito

· Cambio en el sabor de las cosas

· Náuseas

· Vómitos

· Diarrea

· Dolor abdominal

· Arrugas en la piel

· Cambios en las uñas

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presentas alguno de estos síntomas, llama al médico de inmediato:

· Sarpullido, picazón, urticaria, descamación de la piel, fiebre, dolor en las articulaciones o inflamación en los ganglios linfáticos

· Aftas en la piel, boca y genitales, y ampollas dolorosas o que pican

· Fiebre, dolor de garganta, escalofríos, moretones o sangrado inusual

· Falta de aliento, sibilancia o tos sin explicación

· Orina con espuma o de color rosa, roja, café o con sangre

· Debilidad muscular, párpados caídos o visión doble

Icono ¿Qué hacer en caso de una sobredosis?

Si la víctima se ha desmayado, tiene convulsiones, dificultad para respirar o no puede despertarse, llama inmediatamente a los servicios de emergencia al 911.

Icono Condiciones de almacenamiento

Conserva este medicamento en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Es recomendable mantenerlo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el baño).

Datos importantes que debes conocer

Es importante que mantengas una lista escrita de todas las medicinas que estás tomando, incluyendo las que recibiste con receta médica y las que compraste sin receta, dígase vitaminas y suplementos de dieta. Debes tener la lista cada vez que visites tu médico o cuando seas admitido a un hospital. Esta es una información importante en casos de emergencia.

Nombres comerciales por los que se conoce

· Cupramine®

· Depen®

Contacto

BeHealth

Somos un grupo multimedios especializado en promover la preservación de la salud física, mental y emocional de la población; a través del desarrollo de contenidos que impulsan a esta población a empoderarse y tomar el control de sus vidas.

Le ofrecemos a los ciudadanos un espacio de consulta frente a las diversas condiciones de salud que afectan su calidad de vida. ¡Recuerda QUE SIN SALUD NO TENEMOS NADA!

© Copyright 2022, Todos los derechos reservados | By BeHealth